Tejas solares de vidrio. Generar energía solar térmica

Tejas solares de vidrio. Generar energía solar térmica

Hablamos del sistema SolTech Energy para generar energía limpia y sostenible, tejas solares de vidrio. Una innovación sueca con la que se puede reducir los costos en calefacción. Un sistema único de calefacción con tejas fabricadas con vidrio transparente. Además visualmente son bonitas y le darán aspecto único a tu tejado.

La eficiencia se está convirtiendo gradualmente en un requisito de vital importancia para los hogares. Las personas cada vez recurren mas a alternativas más respetuosas con el medio ambiente. La calefacción solar por ejemplo, puede ser a la vez eficiente y elegante con estas tejas solares de vidrio. Esta combinación de tecnología y ecología es parte del cambio que necesitamos. Esta teja no necesitará un sol brillante para poder funcionar normalmente.

Tejas solares de vidrio 1

Su funcionamiento es bastante sencillo y fácil de entender. La base de las tejas es de nylon negro, el cual absorve el calor y lo transmite al aire que circula por debajo de las tejas, calentándolo. El aire se canaliza a un acumulador de calor y se utiliza para la calefacción o el agua caliente. Así que las tejas no calientan agua, sino aire limpio. El sistema genera alrededor de 350 kWh de calor por metro cuadrado, dependiendo del clima.

Tejas solares estructura

Tejas solares de vidrio 5

Estas tejas solares están fabricadas con vidrio y pesan lo mismo que las tejas de barro, así que no supone cargas adicionales a la estructura del edificio. El vidrio es fácil de producir y reciclar, la vida útil de este material es superior a la arcilla o el hormigón. Las tejas de vidrio una opción más para ahorrar energia y dinero a la vez.

Tejas solares de vidrio 3

Se puede usar para cubrir espacios abiertos y cerrados, así puede cumplir una doble función de protección y captación de la radiación solar.

Tejas solares de vidrio 2

Estas tejas solares de vidrio se integran en la estructura de los edificios y proporcionan una estética moderna a cualquier edificio, lo que evitaría la instalación de los paneles solares convencionales mas intrusivos y menos estéticos. Se puede utilizar para sustituir cualquier techo, para cubrir o dar sombra a cualquier espacio abierto, para cubrir pistas deportivas o piscinas e incluso para cerrar terrazas o espacios abiertos en los jardines domésticos, restaurantes, clubes de golf, hoteles y cualquier otro espacio al aire libre.

Fuentes: ecoinventos.com/tejas-solares-de-vidrio

Calefacción solar

 Energía solar térmica

La energía solar también puede ser aprovechada para la calefacción de la casa. Al contrario que en el caso de la producción de agua caliente, el sistema no está optimizado para cubrir el 100% de la demanda energética a lo largo del año, por diversas consideraciones técnicas. Una es el peligro de sobrecalentamiento en verano; la otra es un criterio de eficiencia energética; no es eficiente optimizar una instalación para un periodo tan corto del año, y desperdiciar la energía el resto del tiempo.

Por este motivo, junto a la instalación solar se utiliza también un sistema de generación auxiliar, normalmente una caldera o una bomba de calor, que se encarga de elevar la temperatura hasta la temperatura deseada. A menudo se colocan placas de tubo de vacío en estas instalaciones, por su mayor eficiencia energética.

Energía solar

Suelo radiante

El suelo radiante es un sistema óptimo para trabajar junto con la energía solar. El suelo radiante consiste en unas tuberías que circulan bajo el suelo de la vivienda, y tiene múltiples ventajas frente al sistema convencional de radiadores. Las principales están relacionadas con el ahorro energético y con el confort que proporciona este sistema de calefacción:

  • Ahorro energético: viene dado por dos factores principales. Los radiadores son focos puntuales que emiten el calor hacia todo el volumen de la habitación. El suelo radiante cubre todo el suelo; al ser la superficie de emisión más elevada, no es necesario que se caliente tanto, con el consiguiente ahorro de combustible. Otro factor que favorece el ahorro de combustible es que el radiador debe calefactar todo el volumen de la habitación para que el habitante note la calefacción. El suelo radiante sin embargo, al estar siempre en contacto con el usuario, no necesita calentar todo el volumen.
  • Las ventajas que proporcionan el confort también son dos. Uno se deriva precisamente de la localización de la calefacción. Al estar en el suelo, siempre nos encontramos cerca del foco de emisión de la calefacción. Además, el suelo radiante es invisible, al contrario que los radiadores, con lo cual tenemos completa libertad para colocar los muebles donde nos plazca, y sin correr el peligro de golpearnos contra esquinas.